Noticias

Claudia Bravo Martínez: «Aceptarse, es la clave»

La primera publicación de la autora busca mostrar los deseos de superación y fortaleza de quienes padecen el trastorno afectivo bipolar o TAB.

Helena Ediciones presenta su segunda publicación de este año, el poemario ‘Claustro’ de Claudia Bravo Martínez, una joven escritora, nacida en Talca en 1981, periodista de profesión, quien fue diagnosticada con trastorno afectivo bipolar (TAB) desde el año 2009.

“Quiero mostrar a través de mi propia experiencia la vivencia que muchas otras personas con TAB deben vivir a diario y desprejuiciar de una vez por todas esta enfermedad”, señaló la autora frente a uno de los objetivos de esta publicación.

Para Helena Ediciones esta propuesta revela como el arte, en este caso las letras, se transforman en un vehículo con que la autora va enfrentando su propio mundo interno y lo comparte con el resto de las personas a través de la poesía.

Desde la siquiatría a la poesía

fotoChicaClaustro_bordeDe acuerdo a la Unidad de Trastorno Afectivo Bipolar, Psiquiatría Red de Salud UC CHRISTUS, el trastorno afectivo bipolar (TAB) es una enfermedad del ánimo de evolución crónica y recurrente y que afecta a alrededor del 3% de la población mundial. Y es una alteración de los mecanismos cerebrales que regulan el estado de ánimo.

Si bien es una enfermedad de causa biológica, el TAB está fuertemente influido por factores de estrés psicológico y ambiental. Y los síntomas pueden expresarse en episodios de ánimo eufórico, expansivo o irritable -conocidos como manías o hipomanías, según la severidad-, episodios depresivos y/o una combinación de los anteriores, conocidos como episodios mixtos.

Bravo explica “hace mucho tiempo yo quería escribir algo sobre el trastorno afectivo bipolar (TAB) (…) siempre quise darle a conocer al mundo cómo es que se vive el TAB ¿Pero cómo? Como periodista hice un par de reportajes, pero no era lo mismo, yo quería algo más. Los poemas fueron surgiendo a través de los años, los meses, los días. Retrato cada proceso, desde el inicio al final y lo hago como mejor sé hacerlo, con versos, con rimas. Con poemas”

“Nuestro emprendimiento editorial busca recoger iniciativas de distinta índole de los escritores de la región, sobretodo de aquellos que nunca se han atrevido a publicar. Como equipo de Helena Ediciones queremos potenciar y descubrir los talentos del Maule”, indicó Fabiola Bernal Díaz, fundadora del emprendimiento.

La autora de ‘Claustro’ agrega que con este libro “quiero compartir que puedes conseguir muchas cosas sólo proponiéndotelo, no dejando que las crisis te ganen o te dejen tirada en el piso. Dentro de cada una de las personas diagnosticadas con TAB hay una fortaleza enorme. Aceptarse, esa es la clave, no luchar contra la enfermedad. Eso quiero compartir”

Finalmente, Bravo invita a la comunidad lectora en este viaje por Claustro “a que abran los ojos y recorran con cariño este libro. Que se adentren en la mente de una persona que padece esto, que no necesariamente soy yo, sino que puede ser cualquier otro… Sobre todo que lo entienda, que vea esta enfermedad desligada del prejuicio que todo encierra”.

Helena Ediciones realizará el lanzamiento de este libro el martes 5 de Julio, a las 19:00 horas, en la Sala Emma Jauch, del Centro de Extensión de la Universidad de Talca, ubicada en 2 Norte Nº685, Talca. La entrada es gratuita, por lo que pueden asistir todas y todos los interesados en compartir con la escritora y conocer su obra.

(Compartimos la Entrevista completa con ustedes)

CLAUDIA BRAVO MARTÍNEZ

Nace en Talca el año 1981. Periodista de profesión, ha trabajado en diferentes medios de comunicación, mayoritariamente escritos.

El año 2015 publica un librillo de poesía denominado “Trozos de mí”. El 2014 obtiene el tercer lugar en el Concurso Mujer Talquina con el cuento “La obra de arte”. Ha sido publicada en dos oportunidades en la revista digital española, Almiar (Margen cero).

Su pasión por las letras comienza en la infancia, desde entonces escribe sin detenerse pasando por la prosa y aterrizando, finalmente, en la poesía.

Helena Ediciones la apoya en su primera publicación: “Claustro” (2016).

¿Por qué elegiste las letras para expresar tus emociones?

“Buscar un por qué en este sentido nunca ha sido lo mío, básicamente porque siempre digo que yo escribo por instinto, no hubo en mí una razón o una obligación. Las letras estaban ahí y yo las tomé, simplemente. Tenía 8 años en ese entonces. Yo soy hija única, entonces escribiendo creaba mis propios mundos, cosa que, a mi juicio, no todos podían hacer a mi alrededor.

Recuerdo haber escrito dos cuentos, el de un loro que murió de cáncer y el de un caracol que perdía su concha y recorría el mundo entero buscándola, mis tramas no tenían nada que envidiarle a los culebrones mexicanos, pero en modo infancia. Ya en la adultez me ha servido para sublimar el dolor o exponer las alegrías o simplemente para dar rienda suelta a mis instintos literarios”.

¿Si pudieras elegir un personaje de una historia que te represente, a quién elegirías?

“Hace siete años andaba por una librería y me llamó la atención un libro en cuya tapa decía: ‘Escrito y dirigido por Alberto Fuguet’, su nombre era ‘Mi cuerpo es una celda’ y su personaje principal Andrés Caicedo, escritor colombiano que falleció en 1977 por una sobredosis de fármacos. Si bien es una persona que en la realidad existió yo lo tomo como un personaje dentro del texto que Fuguet armó en su honor. Gran parte de las cosas que él vivió me identifican, el dolor que él vivió me identifican y el esfuerzo que él hizo para generar espacios para la lectura y su libro ‘Que viva la música’, se asemejan a todo lo que yo he tenido que pasar para conseguir lo que ahora tengo. ‘Claustro’ para mí es, guardando las proporciones, como mi propio ‘Que viva la música’.

Caicedo era apasionado, como yo lo soy en materias literarias y algunos aspectos de mi vida. Caicedo escribía poemas, el decía que: ‘La muerte no es otra cosa que un espacio gris en donde se está bien’ y la relación que este personaje tiene con la muerte se asemeja mucho a la relación que yo tengo con las letras. Cada poema que escribo es algo de mí que muere y revive hecho independiente de mi mente, por eso yo jamás pongo nombre a mis poemas, aunque es algo que me replantearé”.

¿Qué te motivó (o inspiró) a escribir este libro?

“Hace mucho tiempo yo quería escribir algo sobre el trastorno afectivo bipolar (TAB) ¿Por qué? Yo estoy diagnosticada de esta afección hace siete años y siempre quise darle a conocer al mundo cómo es que se vive el TAB ¿Pero cómo? Como periodista hice un par de reportajes, pero no era lo mismo, yo quería algo más. Los poemas fueron surgiendo a través de los años, los meses, los días. Retrato cada proceso, desde el inicio al final y lo hago como mejor sé hacerlo, con versos, con rimas. Con poemas”

¿Cuál es la temática de tu libro y por qué la elegiste?

“Como lo dije en la pregunta anterior el TAB es el protagonista aquí. Nada más que el TAB y la elegí no sólo porque sea yo una mujer diagnosticada de esta afección desde el 2009, sino porque  quiero mostrar a través de mi propia experiencia la vivencia que muchas otras personas con TAB deben vivir a diario y desprejuiciar de una vez por todas esta enfermedad, si bien este es un modesto grano de arena, mostrar que quienes padecemos esto somos funcionales, somos personas, tenemos amistades, leemos, comemos, nos levantamos en la mañana a trabajar y tomamos el colectivo o la micro todos los días para cumplir con nuestras labores. Quise que el lector se metiera un poco en esta mente, que a veces se llena de agujeros, y conociera que dentro de ella no hay locura, sólo deseos de superación y fortaleza, sobre todo eso, fortaleza, porque al fin y al cabo es esta última la única que es capaz de tomarnos de la mano y ayudarnos a aceptar la enfermedad, más que a luchar con ella”.

¿Qué quieres compartir a través de este libro con las demás personas?

“Simple. Quiero compartir que puedes conseguir muchas cosas sólo proponiéndotelo, no dejando que las crisis te ganen o te dejen tirada en el piso. Dentro de cada una de las personas diagnosticadas con TAB hay una fortaleza enorme. Aceptarse, esa es la clave, no luchar contra la enfermedad. Eso quiero compartir”

De todos los mensajes que quieres exponer en Claustro, ¿cuál es el más significativo para ti?

“Aquel que tiene que ver con la redención. Porque tras un sinnúmero de crisis, un sinnúmero de dolores finalmente te redimes de todo el daño una vez que la manía o hipomanía ha pasado. Puede que me equivoque, pero así lo veo yo. Entonces eres ese ser nuevo del que hablo en una parte del libro cuando digo: ‘Volviste a ser la que debiste ser’… Nada más que eso”

Finalmente, ¿cuál sería tu invitación a la comunidad lectora para que te acompañe en este viaje a través de Claustro?

“Mi invitación es a que abran los ojos y recorran con cariño este libro. Que se adentren en la mente de una persona que padece esto, que no necesariamente soy yo, sino que puede ser cualquier otro… Sobre todo que lo entienda, que vea esta enfermedad desligada del prejuicio que todo encierra”.

Romy Bernal Díaz
Periodista

¿Te gustó esto? ¡Compártelo!

0 comments on “Claudia Bravo Martínez: «Aceptarse, es la clave»

Comments are closed.