ENTREVISTA, Carlos Díaz: “Me considero hijo del Maule”

ENTREVISTA, Carlos Díaz: “Me considero hijo del Maule”

“Un viaje al Maule profundo”, es el primer libro que publica el autor gracias al apoyo de Helena Ediciones.

Carlos Díaz Sepúlveda, nació en Antofagasta en 1938, pero su infancia y adolescencia las vivió en la localidad de Nirivilo y en Constitución, por ello, como él señala “me considero hijo del Maule, lo que significa para mi haber recibido la influencia de la cultura marítima, agraria, turística e intelectual que dio forma a mi personalidad”.

Tras emigrar a Santiago por razones laborales y para concretar aspiraciones personales, vuelve ya jubilado a Constitución “por nostalgia y en busca de tranquilidad, paz y seguridad, amenazadas por razones políticas”, confiesa Díaz Sepúlveda. Y, apesadumbrado, por la ciudad costera que encontró se instala en Nirivilo donde desahogó su alma por medio de lápiz y papel, para dar vida a su primer libro: “Un Viaje al Maule profundo. Regreso al Paraíso perdido en alas del mito griego”.

El regreso a la comuna no fue el arribo a la ciudad de sus recuerdos, aquella ciudad famosa por sus astilleros en la ribera del río Maule; paisajes de montañas con flora nativa única en el país; donde se desarrollaba una agricultura sin químicos tóxicos; las viviendas coloniales del centro urbano de la ciudad eran punto de referencia y orgullo de sus habitantes; el comercio estaba bordado por herrerías, talabarterías, sastrerías, fábricas de pan, pasteles, confites, cecinas, ladrillos; el Ramal Talca – Constitución era protagonista del transporte público; el océano y el río daba trabajo a cientos de familias de pescadores; y como describe en su libro donde “imperaba el respeto en todas partes y la policía patrullaba la ciudad, a pie o a caballo, manteniéndola bajo control. Se conservaban tradiciones llegadas con los fundadores europeos, como las fiestas primaverales. Era este un lugar de recreo, apacible, ingenuo y saludable”.

El autor llegó a una comuna donde el monocultivo del pino radiata se apoderó de sus montañas de ensueño y valles agrícolas; donde la población gira en torno a la industria maderera y baja su cabeza frente al poderío económico amenazante con desemplear a cualquiera que proteste contra los impactos socioambientales que ha generado.

O, como plantea Díaz Sepúlveda, la industria de celulosa “se levantó en las playas del balneario conquistando la economía regional y el alma de sus habitantes. Los astilleros no botaron barcas al Maule y cerraron sus puertas; las artesanías y labores propias de la ciudad fueron abandonadas; los hoteles demolidos. El cine municipal, el ferrocarril y el turismo languidecieron. (…) El patrimonio de la tierra pasó definitivamente de los campesinos a manos de grandes empresas forestales”.

Una visión crítica – sin temor a represalias y que manifiesta a través del mundo griego – es la que quiere compartir el autor y que Helena Ediciones apoyó por su interesante análisis crítico del proceso socio-económico-cultural que produjo la industria forestal en la comuna.

Si quieres conocer más al autor y su propuesta literaria te invitamos a continuar leyendo su entrevista y, por supuesto, a asistir al lanzamiento del libro que se realizará el sábado 27 de Enero, a las 19:00 horas, en la Plaza de Armas de Constitución, y que organiza el Centro Cultural y de Extensión de la Municipalidad de Constitución.

¿Qué lo motiva a escribir esta obra? 

El motivo principal es el de registrar acontecimientos y vivencias personales y hechos que a mí me formaron dejando huellas imborrables de valores e impresiones que me acompañan.

Si su propuesta literaria es una crítica sociocultural y económica del desarrollo de una ciudad, ¿por qué decide utilizar alegorías griegas para su análisis literario? 

En la Grecia Antigua está el génesis de la cultura occidental y esta región no está al margen de este patrimonio. Por tal razón, estimo que es saludable recordarlo agradeciendo que estos conocimientos lo aprendí en el Liceo de Constitución.

¿Cuáles son las principales diferencias del Constitución de ayer y de hoy?

El Constitución del ayer se hizo con lo propio, su mar, el río, los árboles nativos, animales del campo, tierras de labranza, artesanías, pequeñas fábricas, astilleros, carruajes, turismo, trabajadores, educadores etc., etc., etc. En la actualidad, todo viene desde afuera. No se sabe dónde están, ni quiénes son los dueños de las industrias. Las artesanías no se recuperan. Estamos repletos de automóviles y el consumismo es la razón de existir.    

Si las personas influyen en la sociedad y, por ende, en la imagen que proyecta una ciudad, según su opinión ¿qué tipo de imagen proyecta Constitución al 2017?

Es una mezcolanza de imágenes. Donde se mezclan una ciudad balneario con un campamento industrial y la actividad forestal. Perdió su identidad.

Si bien Nirivilo está en la comuna de Constitución, esta localidad se encuentra en el sector rural ¿el Nirivilo de ayer se ha mantenido intacto o ha cambiado con los años?

El Nirivilo de ayer quedó gravado en mi corazón. En el presente ha cambiado, pues se ha convertido en una aldea forestal. Las formas de vida ricas en conocimiento de la naturaleza, folclor, trabajos y cultura tienden a desaparecer. 

¿Por qué decide utilizar a una mujer (Diosa Atenea) para un discurso reflexivo, sentenciador y fatalista frente al abandono de prácticas agrarias, pesqueras y artesanales?

La Diosa Atenea es un símbolo femenino ordenador de la Poli o ciudad. La sabiduría es su atributo  representado en forma de lechuza. Mi intención es hacer conciencia al lector llamándolo a recuperar las prácticas ecológicas que dieron forma a la vida cívica y nadie mejor que la Diosa del Estado y de Las Leyes podría hacerlo con  tal discurso. 

¿Es el “hombre sencillo” culpable de su destino cuando una “megamaquinaria forestal” lo seduce u obliga a un cambio radical de conducta?

No lo es. Los responsables podrían ser los políticos, dirigentes, que por ignorancia y, transversalmente,  cambiaron su destino. Hoy es inimaginable intentar construir una industria forestal en el corazón de Viña del Mar,  por ejemplo.  

Los cambios que se han producido en la comuna de Constitución son extremos puesto que es muy difícil recuperar patrimonio agrícola que ya es forestal, ¿qué espera transmitir a los mauchos del hoy con su libro?  

Lo mismo que han transmitido los incendios forestales del año pasado. Debemos tener presente que la naturaleza nos da todo si nos comportamos con respeto a sus leyes. Si no es así, más temprano que tarde, puede haber una respuesta catastrófica de su parte.

Finalmente, ¿cómo invitaría a los mauchos de hoy a leer su propuesta literaria? 

Los invito a mirar de frente al río Maule.  A no darle la espalda a su belleza poética y paternal, igualmente al mar y a la agricultura. Recuperar la tierra para que reinen nuevamente los sembradíos y las aguas. Terminar con el monocultivo del pino y sus consecuencias de toda índole. Usar las tecnologías modernas  en pro del bienestar de la población. Separar la actividad forestal de la turística y trasladar, no eliminar, a la Empresa Arauco desde Constitución a un lugar apropiado para continuar sus labores que no interfieran o perjudiquen el turismo en la ciudad o viceversa.   

Por
Romy Bernal Díaz
Periodista
Encargada Comunicaciones
Helena Ediciones

Phone: +56 9 92982644
Talca, Región del Maule, Chile
Mall Portal Centro, Tercer Piso
Style switcher RESET
Body styles
Color settings
Link color
Menu color
User color
Background pattern
Background image